Las almendras en la piel y en el cabello

Las almendras son una de las nueces más saludables que podrás encontrar, de acuerdo con la revista European Journal of Clinical Nutrition, comer un puño de almendras no solo puede disminuir la sensación de hambre, también contienen una infinidad de propiedades benéficas para el cuerpo, entre las que destacan los siguientes:

Limpia la piel

El aceite de almendra tiene una textura ligera que puede penetrar fácilmente en la piel, suavizándola y manteniéndola libre de suciedad. Además, la protege de los efectos dañinos de algunas toxinas como y contribuye a prevenir el envejecimiento de las células y tejidos.

Ayuda a dar brillo al cabello

Las almendras son ricas en fibra, proteína, vitamina B y E, las cuales aportan un extraordinario brillo al cabello y combaten la resequedad. Además contiene ácidos grasos omega 3, 6 y 9 que, ayudan a proteger el cabello de los efectos dañinos del sol, reparando su queratina, impidiendo el deterioro y mejorando su apariencia.

Otorga energía

Comer 20 almendras nos aportan cerca de 100 calorías, lo que ayudará a mantenerte satisfecho, su aporte en carbohidratos nos ofrece energía para afrontar la jornada más exigente. Además, el hierro que contienen las almendras ayuda a combatir la anemia.

Previene enfermedades del corazón

Comer almendras frecuentemente, es decir unas cinco veces por semana, puede reducir hasta 50% el riesgo de padecer un infarto y otras enfermedades cardiovasculares.

Mejora el sistema inmunológico

Las almendras mejoran el funcionamiento del sistema inmune, ayudan a fortalecer el crecimiento del cabello, combaten los estados de fatiga o cansancio y ayudan a desintoxicar el organismo.

Como puedes ver las almendras son un gran alimento con múltiples propiedades, que pueden mejorar la salud de tu cuerpo, así que comienza a incluirlas en tu dieta cuanto antes y disfruta de todos sus beneficios.

Share