Guía definitiva para reparar el cabello dañado

El cabello es una de las partes del cuerpo que requieren mayor protección y cuidado, debido a que constantemente se expone a factores externos que lo dañan como el polvo, el sol, el cloro, la contaminación, la permanente o el tinte, los cuales pueden hacer que luzca opaco, áspero y sin vida.

Si ese es tu caso no es necesario que aprendas a vivir con él, demuéstrale un poco más de amor y sigue esta guía definitiva para reparar tu cabello dañado.

1. Fortalece tu pelo con un shampoo hidratante

El uso excesivo de tinte, shampoo común, cremas, sueros y demás químicos eliminan la humedad natural del pelo y pueden volverlo quebradizo, así que no abuses de ellos y elige aquellos que promuevan la humectación.

Prueba utilizar shampoo Vanart con aceite de coco y leche de avena que hidrata, devuelve el brillo, repara el daño y además brinda mayor suavidad a tu pelo. No te olvides de combinarlo con agua lo más fría posible.

2. Evita el calor

La salud de tu cabello puede empeorar tras exponerlo al sol o a las altas temperaturas que generan secadoras, planchas, tenazas y rizadores, así que procura mantener su uso en lo mínimo posible, evita las horas en las que el sol está en su máxima expresión y utiliza algún sombrero, gorra o sombrilla para protegerte de los rayos UV.

3. Acondiciona tu cabello

Es de suma importancia que uses acondicionador por lo menos dos veces por semana, al menos hasta que tu cabello comience a mostrar signos de recuperación. Esto encapsulará el agua obtenida al lavarlo, manteniéndolo fuerte y resistente al quiebre. También servirá que cada vez que lo utilices masajees tu cuero cabelludo para estimular la circulación y relajarlo.

Si logras volver esos tres consejos en hábitos ya estarás del otro lado, aunque hay un par de cosas extra que puedes agregar para obtener mejores resultados:

  • Usa un cepillo de cerdas naturales o un peine de madera.
  • Utiliza una funda de almohada de seda.
  • Corta las puntas una vez al mes.
  • Limita el uso de ligas o bolitas.
  • Aliméntate sanamente.
  • Duerme bien.

Transformar el pelo dañado en uno que se sienta y luzca saludable puede tomar algún tiempo, pero si eres paciente y sigues estas recomendaciones ten por seguro que disfrutarás de una cabellera nutrida, radiante y simplemente hermosa.

Share