Beneficios de la avena y cómo utilizarla

La avena es uno de los cereales más nutritivos de todos, una excelente manera de comenzar el día y una opción ideal para todas aquellas personas que desean una alimentación equilibrada y una vida mucho más saludable.

Este tipo de grano contiene diversos componentes como fibra, fósforo, tiamina, magnesio y zinc, que son necesarios para nuestro organismo y tienen diversos efectos positivos en él como:

  • Aumentar la saciedad y suprimir el apetito.
  • Reducir la inflamación.
  • Prevenir aumentos bruscos de azúcar en la sangre.
  • Regular el proceso intestinal.
  • Prevenir el estreñimiento.

Avena para el cabello y la piel

Además, la avena tiene grandes efectos en la salud de tu cabello, ya que ayuda a conservar su color contribuyendo a la creación de melanina y puede incidir directamente en la estimulación del crecimiento de pelo.

La piel es otro de los órganos que se benefician de manera enorme con el uso de este alimento, sus propiedades inflamatorias favorecen la disminución de acné, contiene pequeños componentes llamados saponinas que funcionan para mantenerla limpia y las grasas con las que cuenta ayudarán a que permanezca humectada.

¿Cómo utilizarla?

1. Desayuno: mezcla un plato de avena cocida con frutas como fresa, plátano, zarzamora, frambuesa y algunas nueces para obtener todos sus nutrientes desde las primeras horas del día, podría convertirse en tu nuevo desayuno favorito.

2. Harina de avena: las hojuelas de este cereal pueden molerse para obtener una consistencia similar a la harina, la cual funciona para sustituir una parte de la mezcla que se ocupa al hacer galletas, hot cakes o pan.

3. Guisados con avena: aunque la mayoría de las personas relaciona la avena con sabores dulces también es una excelente opción para hacer platillos salados. Puedes utilizarla de la misma forma que el arroz tostándola por algunos minutos en aceite; agrégale ajo, cebolla y caldo de pollo hasta que esté cocida y obtén una deliciosa manera de acompañar tus comidas.

4. Mascarilla facial: hierve media taza de avena con agua y mézclala hasta obtener una pasta ligera, una vez que se enfríe úntala en tu rostro y déjala actuar por veinte minutos para ayudarte a eliminar células muertas y humectar tu piel. También puedes agregar una cucharada de miel para potenciar los resultados.

5. Shampoo con avena: actualmente existen todo tipo de productos para el cabello que aprovechan las bondades de la avena, como el shampoo Vanart, que además mezcla los beneficios del aceite de coco para humectar el cabello e incrementar su brillo.

Aprovecha todos los efectos positivos que la avena puede lograr en tu cuerpo y comienza a incorporarla en tu consumo diario, ten por seguro que no te arrepentirás.

Share