¿Cómo cuidar tu cabello durante el invierno?

La temporada otoño-invierno marca el inicio de una gran época llena de fiestas, hojas cayendo de los árboles y un clima que exige sacar botas, abrigos y guantes para resguardarnos del frío, pero el cuerpo no es el único que necesita protección.

Nuestro cabello está expuesto directamente al clima helado de ésta época y a todas las consecuencias que vienen con él como la deshidratación, la falta de brillo, las puntas abiertas, la pérdida de flexibilidad y fuerza; pero descuida, no hay nada que un par de cuidados extra no pueda remediar. Conoce 3 tips que te ayudarán a llegar a la cena de Navidad con un cabello fabuloso.

1. Trata tu cabello con el cuidado que merece

Aceptémoslo, muchas veces tratamos nuestro cabello como si fuera un trapo viejo, lo lavamos con fuerza, lo desenredamos deprisa, lo sometemos a diferentes fuentes de calor y le aplicamos todo tipo de productos, tintes y decolorantes que no puede resistir. Comienza a tratar tu cabello como cuidas aquello que más amas en el mundo y no lo sometas a químicos en exceso ni a altas temperaturas, a pesar de la tentación por hacerlo debido al frío de la temporada.

2. No abuses del calor durante el invierno

El uso constante de calentadores, tenazas o secadoras de cabello promueve su resequedad, además en esta temporada el aire pierde mucha humedad, lo cual incide directamente en él. Así que, por mucho que sufras por tener el pelo mojado durante un rato, siempre es preferible que lo dejes secar al aire, y recuerda que no pasa nada si dejas de usar la plancha por un par de días.

3. Acondiciona tu cepillo

La resequedad que invade tu cabello durante el período invernal puede hacer que abuses del acondicionador dándole una apariencia plana y haciéndolo más pesado. ¿Cómo evitarlo? En lugar de utilizar ese producto en tu cabeza coloca un poco de suero, aceite de coco, aceite de argán o acondicionador en un cepillo limpio de cerdas naturales y pásalo por cada mechón, así obtendrás brillo extra y sin la pesadez.

Tu cabello no tiene porque sufrir las inclemencias del frío y perder su apariencia y salud; asegúrate de seguir estos consejos y verás que lucirás (y te sentirás) mucho más segura y hermosa en cada posada, cena y fiesta que tengas en la agenda.

Share